Ciencia enjaulada

Tenemos como objetivo saber de música, arte o filosofía para poder levantar el aplauso de aquellos que nos rodean. Sin embargo, ¿Dónde queda la ciencia?

Antes de sumergirnos en el siglo XIX, había existido una división entre los que “sabían” y los que “no sabían”, hasta que, poco a poco, a finales del s.XVIII, comenzaron a surgir los primeros “aficionados” a la ciencia, la cual era considerada como una filosofía experimental. Hoy en día cuesta creer que, dos siglos más tarde, la mayor parte de “la masa” se acercaría a la ciencia de manera distante a través del cine y la televisión y muy poca gente se encargaría de bucear en los conocimientos que esta ofrece. Antonio Lafuente, investigador del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC, llega a anotar que este alejamiento de la ciencia es causado por la concepción del científico como “un señor aislado sin el cual no se podrían solucionar los problemas que preocupan a la sociedad”; y que, además, esta desconfianza en “los que sabían” se remonta a tiempos de Platón, el cual comenzaba a hablar la ignorancia del vulgo.

Pero, ¿no es la ciencia un experimento global en el que todos estamos inmersos como conejillos de indias?¿No sería lógico pensar que cada uno de nosotros ha de tener un papel en la gestión de este experimento? Cada uno de nosotros somos “víctimas” del progreso de la ciencia y, por tanto, necesitamos cierta fluidez entre conocimiento y sociedad, que se cree un color perfecto entre ambos.

Fotografía de Elena Amador, Berlín (2015)

Fotografía de Elena Amador, Berlín (2015)

Amigos, conciban la ciencia como algo de lo que todo el mundo tiene que saber, inclúyanlo en su postureo personal o lo que es mejor: indaguen sobre este campo, para muchos desconocido, y maravíllense de aquellos conocimientos que, cada vez con más frecuencia, se están quedando en el exclusivo ámbito científico. Y, científicos, den voz a los que no tienen voz, transmitan sus conocimientos de la manera más cercana posible y estén abiertos a toda crítica u opinión de la sociedad. La ciencia necesita un compromiso por parte de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s