El reloj del arte

Un fantasma de un Museo, navegando entre las mentes de su público, ¿qué puede encontrar? Seguramente el 50% sean observadores del arte rupestre pensando: “Meh, esto lo hago yo en una cueva y me visto de oro”. O no…

Un experto geólogo, casi a simple vista, puede diferenciar si es una pintura reciente o no en función del número y tipo de capas de minerales que se hayan formado a lo largo del tiempo sobre el grabado. Pero vamos a ir aún más allá, ya que existe un elemento que, en mi opinión, ha proporcionado una fascinante metodología (y por qué no decir una aparentmente brujería), para transportarnos a épocas pasadas: el Carbono 14.

El átomo de Carbono, contiene 6 protones (carga positiva) y 6 neutrones (carga neutra) en su núcleo, mientras que los 6 electrones (carga negativa) giran en torno a este. El Carbono 14 es nombrado de esta manera porque contiene 6 protones y 8 neutrones en su núcleo, cuya suma resulta en este número: 14. Es, pues, un átomo “hermano” (isótopo, el nombre técnico) del Carbono. A este isótopo, se le considera inestable ya que se va desintegrando a lo largo del tiempo (va perdiendo protones, neutrones y electrones). Por tanto, sabiendo la vida media de este isótopo (5730 años) y el número de átomos de la muestra, se puede calcular su edad sencillamente.

Prueba del Carbono 14

Metodología de la prueba del Carbono 14 para datar la edad de un fósil. Fuente: José Luis Abreu León.

El C14, está distribuido uniformemente por toda la atmósfera ya que presenta ciclos de generación en la atmósfera: es captado por las plantas, y por consiguiente, ingerido por los animales. Pero entonces, ¿qué hay de vivo en el arte rupestre? Los datos nos los proporcionan los pigmentos y diluyentes con los que se hicieron las pinturas, ya que procedían de la materia viva y una vez que esta materia muere, empieza la desintegración del C14.

Os recomiendo La cueva de los sueños olvidados de Werner Herzog, película inspiradora de la entrada:

Referencias

Imagen de la portada: fotograma de la película “La cueva de los sueños olvidados”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s